¡Hola a todos! Después de las entradas de Introducción al Cuero y Mochilas de cuero #1, esta semana os dejo algunos ejemplos más de mochilas para que veáis el sinfín de combinaciones que podéis hacer. Están hechas por mi tía Chusa, y partiendo todas del mismo sencillo patrón que vimos en la entrada anterior, cada una tiene su toque especial. Os animo a que probéis vosotros a combinar pieles y a crear estas fantásticas y personalizadas mochilas. Son perfectas para cualquier ocasión. Espero que os guste la entrada 🙂

Mochila nº 1

mochilascuero#2

La primera mochila de las 4 que voy poner es esta fantástica combinación de rojo y negro. El contraste del negro con el rojo es una combinación que siempre me ha parecido muy bonita. Además, también se juega no solo con el contraste de colores sino también con el contraste de texturas. La piel negra tipo charol frente al liso cuero rojo. Del patrón sencillo que sirve como base, se ha cogido un detalle central en negro y se ha puesto una tapa ancha (cerrada con imanes). Las asas son también de cuero negro (práctico para que no se ensucien con el uso).

Mochila nº 2
mochilascuero#2

La segunda mochila combina de nuevo el negro con una piel en un tono amarillo y con una textura muy bonita. El amarillo puede resultar en ocasiones demasiado llamativo (sobre todo con una textura tan elaborada). Metiendo toques en negro se consigue una combinación muy elegante sin ser estridente. La transición entre pieles mediante esa onda irregular le da un original toque a la mochila. La tapa es estrecha, cerrada con un broche que a mi parecer le pega mucho (la tapa y el broche tienen una forma similar, lo que le da unidad a la mochila).

Mochila nº 3

mochilascuero#2

En la tercera mochila abandonamos el negro y nos pasamos al azul. Personalmente me encanta el azul, es mi color favorito y la mitad de mi armario tiene tonos azules. Así que para mí tener bolsos/mochilas de tonos azules es fundamental. En esta mochila, la piel azul oscuro se reaviva con esa preciosa franja de estampado y con relieve. Es el típico ejemplo de una piel que por sí sola quedaría quizás muy llamativa para algo grande, pero que combinándola bien puede dar mucho juego para dar toques divertidos. No se le ha puesto tapa (porque no se vería esa franja tan bonita) así que como detalle tiene un cordón finalizado en unas borlas que sirven para cerrarla.

Mochila nº 4mochilascuero#2

La última mochila es una combinación muy divertida. Me encanta el trozo de piel con motivos florales. Una piel de este tipo es difícil de combinar por la multitud de colores que tiene, pero en esta mochila me parece que queda genial. Como la mochila anterior, esta tampoco tiene tapa, así que como detalle esas borlas en la parte superior quedan muy bonitas.

Estas son las 4 mochilas que hoy os traigo para que os den ideas de posibles combinaciones de diseños y colores. A mí me encantan todas, no sabría con cuál quedarme. ¿Cuál es vuestra favorita? Os animo a que hagáis la vuestra y me mandéis foto al Blog para compartirlas. Espero que os haya gustado 🙂

 

Pin It on Pinterest