¡Hola a todos! El ganchillo es, posiblemente, mi técnica favorita en cuanto a labores. Da muchísimo juego para la creación de formas, y los resultados son increíbles. Además, no necesitamos muchos materiales y, con práctica, se convierte en una tarea muy mecánica, lo que permite llevar la labor a casi cualquier sitio. Mis labores de ganchillo me acompañan prácticamente siempre: en los viajes en bus, en las reuniones familiares o en la piscina. Cuando tengo un rato, saco la labor y ¡a tejer!

La entrada de hoy va especialmente dedicada a los principiantes en el mundo del ganchillo. Se trata de una breve introducción con un resumen de los materiales básicos necesarios para iniciarse en el crochet. Cuando uno quiere iniciarse en una nueva técnica, al principio resulta todo un poco confuso. No sabemos qué materiales vamos a necesitar ni qué opciones hay. Esta entrada pretende ser el punto de partida para todos aquellos que quieran empezar con el ganchillo o que quieran conocer un poco más sobre esta técnica. Espero que os guste 🙂

Historia

El ganchillo o crochet es una técnica que consiste en la creación de un tejido a partir de un hilo o lana, empleando una única aguja que tiene un gancho en uno de los extremos. Los puntos de ganchillo se realizan mediante cadenas y lazadas, trabajando con un único punto de cada vez. Aunque la fecha concreta de aparición del ganchillo no está muy clara, la técnica se conoce desde hace ya varios siglos. En Europa, el ganchillo se puso de moda a partir del siglo XIX.

Materiales

Para poder hacer ganchillo, se necesitan una serie de materiales básicos para trabajar. Entre estos materiales se encuentran, por supuesto, las agujas especiales para ganchillo y los hilos. Pero también hacen falta otros materiales como tijeras, marcadores de puntos, agujas para rematar o un metro. A continuación os explicaré cada uno y añadiré fotos de los materiales que yo utilizo.

Agujas

La aguja de ganchillo es el elemento más importante para tejer a ganchillo. Se emplea una única aguja especial que tiene un gancho en uno de los extremos. Esto le permite agarrar el hilo para hacerlo pasar por las lazadas. Las agujas de ganchillo pueden ser de diferentes tamaños en función del grosor de hilo que utilicemos. Las agujas más finas son siempre metálicas, mientras que las más gruesas pueden estar fabricadas en diferentes materiales: metal, plástico o madera por ejemplo. Algunas agujas son fabricadas con mangos para facilitar el agarre. Personalmente yo prefiero las agujas metálicas y sin mango. Son con las que normalmente se aprende y las más fáciles de encontrar. Yo me acostumbre a ellas en seguida y después no quise cambiar. Pero es cuestión de gustos y lo mejor es probar con diferentes para ver si con otras agujas nos arreglamos mejor.

agujas

Las agujas más gruesas vienen identificadas por su grosor en mm, pero las más finas pueden venir tanto en mm como identificadas por un número.

agujas2

Ovillos

Otra cosa fundamental que necesitamos para hacer ganchillo son diferentes tipos de hilos. Una de las cosas que más me gustan del ganchillo es la infinidad de posibilidades que hay en cuanto a la elección del material. Se puede tejer con hilo de perlé más fino, con hilos de algodón, con lana, o incluso con materiales como cintas o cuerdas. El hilo perlé es un hilo de algodón trenzado muy fino que puede utilizarse en ganchillo para realizar puntillas o remates por ejemplo. Hay diferentes grosores de hilo perlé, de hilo de algodón o de lana.

Los grosores de los hilos que utilicemos determinarán la elección de la aguja apropiada. Cuando adquirimos cualquier ovillo, en la etiqueta suele venir una recomendación de la aguja que deberíamos emplear para tejer ese hilo en concreto. Personalmente, yo suelo utilizar una aguja ligeramente más fina que la recomendada, ya que prefiero los tejidos tupidos y tiendo a dejarlos algo flojos sino. Otra recomendación para quien se inicie en la técnica del ganchillo es empezar a tejer con un hilo no demasiado fino. Emplead una aguja e hilo de por lo menos 3 ó 4 mm, ya que resultará más fácil de ver y manejar. El color del hilo que uséis también es importante. Escoged un color que se vea bien, por ejemplo no negro, en el que los puntos se ven muy mal.

Marcadores de puntos

Un accesorio muy útil para ganchillo son los marcadores de puntos. Cuando estamos realizando un tejido en circular o en espiral, es fácil que perdamos el inicio de la vuelta. Los marcadores de puntos nos ayudan a marcar el comienzo para así poder contar correctamente las vueltas realizadas.

marcadores

Contador de vueltas

Otro accesorio de gran utilidad a la hora de hacer tejidos circulares es el contador de vueltas.

contadorvueltas

Tijeras

Para hacer ganchillo también hacen falta unas buenas tijeras para cortar el hilo al finalizar el tejido. Como solo se van a utilizar para cortar hilos, no hace falta que sean muy grandes.

tijeras

Agujas

Una vez finalizada la labor y cortado el hilo, es necesario rematar el hilo sobrante con una aguja. En función del grosor del hilo que se esté utilizando, será también necesaria una aguja con un ojal mayor o menor.

Cinta métrica

Un metro de costurera para tomar medidas de las labores que estamos realizando también puede resultar de utilidad.

cintamétrica

Espero que os haya gustado la entrada y que haya sido de utilidad. No dudéis en preguntarme cualquier duda que os surja.

¿Os animáis a empezar?

Pin It on Pinterest