Con el frío apretando, ya apetece pensar en labores calentitas. Esta colcha hecha con hexágonos en varios tonos será una labor perfecta para principiantes en el mundo del ganchillo.


MATERIALES

  • Lana en cuatro colores
  • Aguja de ganchillo
  • Tijeras
  • Marcador de puntos
  • Aguja para rematar

ABREVIATURAS

  • pa: punto alto o vareta
  • aum: aumento (hacer dos puntos altos en el mismo punto de la vuelta anterior)
  • cad: cadena
  • pr: punto raso o punto enano

La colcha se realiza a partir de hexágonos en varios colores que luego se unen. En mi diseño he utilizado 3 tonos de lana azul de un grosor de 3,5-4 mm para crear 48 hexágonos de cada color. En total, son 144 hexágonos que unidos en 8 filas de 18 crean una pequeña colcha con un tamaño total de unos 145×58 cm perfecta para decorar los pies de una cama individual.


Si utilizáis una lana más fina, los hexágonos serán más pequeños y tendréis que utilizar una mayor cantidad para llegar al tamaño final deseado; y lo contrario si la lana es de mayor grosor. Además, modificando el número de hexágonos por fila y columna podéis crear el tamaño de colcha que prefiráis.
En internet podréis encontrar muchos patrones para realizar hexágonos ligeramente diferentes unos de otros, y cualquiera os podría servir. Yo he escogido un modelo bastante tupido en puntos altos que se realiza en tres vueltas:

  • 12 pa (12)hexagono primera vuelta
  • 12 aum (24)hexagono segunda vuelta
  • pa, pa, pa, 5 pa juntos (48)

 

Una vez se tengan los hexágonos, el siguiente paso es unirlos de acuerdo al diseño que queráis. El patrón que yo he utilizado es el siguiente:
Diagrama-colcha

A, B y C indican los tres colores elegidos.

Para unirlos, yo suelo hacerlo con la misma aguja de crochet, cogiendo los cuadros enfrentados por su parte trasera y mediante puntos bajos. Mi consejo es empezar uniendo primero las filas a lo largo.

union hexagonos

Después, se cierran los huecos a lo ancho. Con ayuda de una aguja de lana escondemos el paso de uno de los huecos al otro por dentro del propio borde de puntos bajos tejidos a lo largo. Si no queréis andar pasando el hilo por debajo de estos bordes, otra opción sería rematar al final de cada trozo y empezar de nuevo en el siguiente.

colcha terminada

Lo último que queda por hacer es un borde alrededor de todo el contorno exterior con puntos altos y vuestra colcha estará lista.

colcha1-8

Pin It on Pinterest